Caravana o Autocaravana. Qué elegir – 3ª Parte


Pareciera que todo sigue un escalado; de tienda de campaña a carro tienda, de ahí a caravana y de caravana a autocaravana.
El paso más común, que no significa que todo el mundo lo haga,  es que se pasa de Caravana a Autocarava con el tiempo.





Y ojo, digo con el tiempo porque el que disfruta de su caravana la disfruta por mucho tiempo, tanto que en no pocas ocasiones la heredan en uso sus hijos. Suele ser algo parecido en el paso de carro tienda a caravana (si pasas por esta fase).

Qué es primero el huevo o la Gallina

Vale, aquí parece que la respuesta está algo más clara. Aunque no definitiva.

elegir-autocarvana o caravana

La mayoría de los propietarios y usuarios de autocaravanas suelen ser personas que pasan una cierta edad ¿por qué? Bueno, la explicación más extendida es porque llegada una edad los hijos se hacen mayores. Terminan disponiendo de sus vacaciones de forma independiente y a ti la caravana se te empieza antojar “grande” y muy muy estática. Te empieza a atraer algo más “sencillo”, que te permita recorrer y conocer sitios que hasta ahora y por los motivos que sean no has ido. Y para eso la autocaravana es idónea, pues mantienes de algún modo la forma de disfrutar de tu tiempo libre tal como lo has venido haciendo o contrariamente a lo que venías haciendo ya que, los hay que deciden comprarla porque, ya no teniendo cargas familiares, lo ven como la mejor manera de disfrutar y conocer sitios.

Rara vez se ve un cambio a la inversa, que no niego que haya (aunque yo personalmente no conozco ninguno). Incluso, parejas jóvenes que se decidieron por autocaravan su pensamiento es el día de mañana, cuando surja, cambiar a otra autocaravana pero no a caravana.




Este cambio o elección, de CA a AC, se debe principalmente por que la autocaravana representa en el mundo del caravaning lo que (salvando las distancias) la motocicleta en el mundo del motor en general; la movilidad, la libertad y una forma diferente de disfrutar de este mundillo.

En Resumen

La elección de una caravana o una autocarava no debe hacerse sólo por la estética de una u otra.

Como has visto, la elección viene dada por muchos factores todos ellos personales:

  • El precio
  • El coste de mantenimiento.
  • La unidad familiar.
  • El número de plazas.
  • Dónde dejarla.
  • La manera de disfrutar las vacaciones.
  • Viajar mucho o poco.
  • La movilidad una vez instalados.
  • Etc,.

Una opción antes de decidirte definitivamente es probar ambas cosas. Puedes alquilar una autocaravana y luego puedes pedirle a alguien que conozcas y que tenga una caravana que te deje pasar un par de días en ella o alquilar una (algo más difícil de encontrar). Así podrás comparar experiencias.

Sólo unas pocas y últimas matizaciones.

No compres una Caravana si:

  • No te gustan mucho los campings.
  • No te gusta estar mucho tiempo en el mismo sitio.
  • Te gusta la aventura y pernoctas en cualquier sitio.
  • Vas a hacer muchos viajes/rutas constantemente.
  • Eres algo impaciente ante el volante.

No compres una Autocaravana si:

  • Vas a usarla siempre para ir a un camping.
  • Te gusta pasar los días en el mismo sitio.
  • No vas a usarla mucho durante el año.
  • No te gusta pernoctar en cualquier sitio.
  • No vas a realizar viajes/rutas.

No te inclines por una autocaravana que no vayas a usar como tal, estarías pagando mucho más dinero para cubrir una necesidad que te la cubriría perfectamente una caravana por mucho menor coste. No obstante, la elección es de cada uno.

Lo más importante, elijas lo que elijas y ya sea en camping o en ruta, es que lo disfrutes tu y quienes van contigo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *